¿Cómo comprar un coche de segunda mano? Guía básica

Cómo comprar un coche de segunda mano y que no te den gato por liebre puede resultar una tarea cuesta arriba. Sobre todo si no cuentas con unos conocimientos mecánicos básicos o bien dispones de algún conocido o familiar que resuelva la papeleta.

En una situación de incertidumbre económica como la actual, el ahorro económico que supone para el consumidor esta operación representa ya en mercados como el español una de las alternativas preferidas. Sin ir más lejos, actualmente se adquieren dos coches utilizados por cada uno nuevo.

En este sentido, es fundamental no apresurarse en la compra e informarse bien entre las distintas opciones, poniendo especial hincapié en los detalles que puedan desvelar el uso que ha dado al vehículo el anterior propietario y su estado general. ¿Quieres tener más claves? ¡Te las mostramos a continuación!

8 consejos para la compra de coches de segunda mano

Logra disfrutar de conducir un vehículo de garantías siguiendo los pasos que te mostramos a continuación.

1. Haz tu propio estudio de mercado. Como hemos mencionado anteriormente, toma el tiempo necesario en investigarlo todo acerca del modelo de segunda mano que deseas comprar. Visita el concesionario, haz las preguntas oportunas al agente comercial, haz búsquedas en internet y si es posible, recopila la información necesaria con personas de tu entorno. Por supuesto, para todo ello debes tener claro el tipo o modelo de coche que necesitas. Esto te evitará dar rodeos innecesarios.

2. Inspecciona el coche exteriormente. Para testear que la compra del coche de segunda mano te va a compensar, es básico que prestes atención al aspecto del vehículo y en detalles como los faros, el estado de la carrocería y los neumáticos. En cuanto a la pintura, es normal (y necesario) que la chapa presente algunos micro rayajos.

3. Es turno de echar un vistazo al interior. Aquí es crucial comprobar el desgaste del volante, la palanca de cambios, los pedales y de igual manera prestar atención al estado de la tapicería o los accesorios. También, revisa en parado las luces e intermitentes.

4. Examinar debajo del capó. Si no cuentas con conocimientos mecánicos avanzados, limítate a comprobar los niveles de líquidos (aceite, frenos, etc). Así todo, recomendamos la inspección de un mecánico que pueda localizar (o no) fallos en el motor no visibles a primera vista.

5. Prueba el coche. Si para escoger un coche de serie este paso es fundamental, para uno usado puede representar el paso determinante. Aquí no basta con “ir de las instalaciones a la esquina” y es necesario que tengas tiempo para acelerar el vehículo en busca de ruidos o vibraciones que nos den pistas sobre su estado.

6. Presta especial atención al papeleo. Puede parecer un trámite pero no comprobar con detenimiento “que está todo en regla” puede suponer más de un disgusto posterior. Estamos hablando desde cuestiones básicas como kilometraje o la ITV hasta temas más grandes como si es un coche de importación o no o sus cargas y dominios.

7. Valora el precio de salida. Seguidos los pasos anteriores ya tendrás una idea global de si el estado actual del vehículo corresponde con el precio que pide el vendedor. Localizar desperfectos puede servir de palanca para poder renegociar una tarifa más satisfactoria y ajustada con la realidad.

8. La reputación de la marca y el modelo. Hoy en día todo usuario que se precie, consulta vía Google las reseñas de la web donde va a adquirir producto o servicio. Cuando hablamos de comprar un coche, esto cobra una trascendencia especial. En la actualidad, el renault scenic segunda mano es una de las opciones más fiables del mercado.

Conclusión

Comprar un coche de segunda mano no tiene porqué representar necesariamente una actividad de menores garantías que obtener un vehículo recién salido de la fábrica. Tal y como hemos comentado con anterioridad, se trata simplemente de ser especialmente meticuloso, recopilar toda la información posible y no actuar con urgencias.

Actuando de esta manera te garantizamos que estarás disfrutando de tu nueva conducción y ¡ahorrando una cantidad considerable de dinero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.